Sostenibilidad en las empresas – ¿Es necesaria?

17
Nov
Sostenibilidad en las empresas - ¿Es necesaria? 1

La pandemia acontecida desde el año 2020 ha traído muchos cambios a la forma en que los consumidores compran productos. Hemos podido ver como sectores de población más maduros han empezado a comprar en tiendas electrónicas, las empresas de paquetería y mensajería han duplicado su producción y los negocios locales se vieron beneficiados por un sentimiento de comunidad que invadió a gran parte de la población. ¿Es la sostenibilidad en las empresas algo necesario?

Introducción

Siguiendo por la línea anterior, la sostenibilidad se ha situado quizás por delante del resto de cambios. Un consumo más responsable y respetuoso con el planeta es lo que está en boca de todos.

La sostenibilidad en las empresas se consigue cuando éstas crean valor social, económico y medioambiental a medio y largo plazo, mejorando las comunidades donde operan. Por lo tanto, el beneficio económico no debería ser el punto de partida para empezar a realizar estos cambios, si no dejar un mundo mejor a las generaciones futuras, dentro de las posibilidades de cada negocio. ¿Tiene esto ventajas para la empresaDesde luego.

Mejora del reconocimiento y la reputación de la marca, aumenta la atracción de talento y la retención de empleados, multiplica la productividad y competitividad a medio-largo plazo, atrae inversores, etc.

¿Hablamos de números?

Capterra publicó un estudio el mes pasado analizando dichos cambios de hábito en el consumidor. Pues bien, el 70% de los encuestados han cambiado sus hábitos de compra hacia una mayor sostenibilidad a raíz de la pandemia.

La mayor parte de los consumidores se han empezado a fijar más detenidamente en elementos como el envasado, el origen o los ingredientes de los productos que compran, siendo de especial interés la comida y la bebida.

De todos los tipos de productos, la comida y la bebida son los más importantes.

Los resultados los refleja el siguiente gráfico

Parece ser que los nuevos consumidores quieren mayormente reducir el consumo de plástico y las emisiones por parte de las empresas, cosa que es una gran noticia.

Pero ahora bien, ¿creen los consumidores en el compromiso de las empresas?

Hay varias opiniones. Las negativas están casi a la par que las positivas. Mientras que el 47% de consumidores encuestados creen firmemente que las empresas están intentando hacer un cambio real, el otro 53% opina que los cambios hacia productos más sostenibles responden a otros motivos menos éticos y más comerciales.

Todas estas cifras son muy interesantes, pero ¿cómo puede una pyme poner en práctica todo lo anterior? ¿Es la sostenibilidad en las empresas algo alcanzable? Te proponemos una serie de opciones.

¿Qué estrategias de sostenibilidad puedes incluir en tu empresa?

Sin importar la razón por la que lo hagas, es fácil empezar con pasos cortos hacia una producción más sostenible en tu negocio. Sostenible desde el punto de vista medioambiental pero también social. ¿Crees que tu negocio no lo podría soportar? La sustentabilidad y la sostenibilidad en las empresas es más que posible. Es decir, una empresa puede tomar medidas para reducir el impacto medioambiental y a la vez ser capaz de seguir en pie.

Te ilustramos con 6 acciones para la transformación de la empresa.

1. Economizar los recursos energéticos

Esto se puede llevar a cabo haciendo un estudio del lugar de trabajo y de producción. Usar menos aire acondicionado, aprovechar más las horas de luz y el calor del sol, aislar las paredes para aprovechar más la calefacción, etc. En resumen esta acción consiste en tomar medidas para el aprovechamiento energético y no pagar de más por fallos y escapes en las infraestructuras, puesto que el coste, pese a lo que pueda parecer, es muy alto a la larga.

Si bien hacer grandes cambios es una gran inversión, se pueden hacer pequeños cambios, sobre todo en los hábitos de los trabajadores, como no dejar siempre las luces encendidas o ahorrar agua.

2. Aprovechar los recursos cercanos

No solo el consumo puede ser local, sino también la producción. El uso de proveedores locales y cercanos geográficamente reducirá mucho las emisiones y creará vínculos de comunidad.

3. Economía circular

Recicla y reutiliza todo lo que puedas en tu empresa, sobre todo los desechos. Pero también dirígete por una premisa de reparar antes que comprar material o equipamiento nuevo. 

La economía circular pretende que utilices recursos que ya existen para evitar crear otros nuevos. Un ejemplo sería la colección Renew de Everlane.

4. Gestiona económicamente tus transportes

Sustituye los vehículos más contaminantes por otros más ecológicos. Incentiva el uso de la bicicleta y el transporte público por parte de los empleados y sobre todo crea una cultura empresarial de compartir coche con compañeros que hagan la misma ruta, ir solo en un vehículo es cosa del pasado.

5. Energías renovables

Si un negocio puede consumir energía eólica o energía proveniente de paneles solares, mucho mejor. Dependerá menos del carbono y los clientes responderán mejor ante la marca.

6. Comercio justo

En la parte de lo social, adquirir tus materias primas provenientes de comercio justo (como lleva haciendo Starbucks desde hace un tiempo) también suma al bienestar social. Pagar salarios justos a los trabajadores harán que se sientan más valorados y se reducirá la rotación en la compañía.

Conclusión

Parece ser que las empresas sostenibles son el futuro y que la sostenibilidad es no solo un pasaporte hacia el éxito sino también una ventaja competitiva que muchas empresas ya están usando a su favor.

Pequeñas y grandes empresas pueden y deben hacerlo, no te quedes atrás. Las ventajas son muchas, una estrategia de sostenibilidad es casi un must hoy en día.

Esperamos que os haya gustado esta entrada sobre la sostenibilidad en las empresas.

Related Posts


We use cookies to provide you with the best possible experience. Learn More

Close

You can change your preferences at anytime by going to our Privacy Policy page.